The Document Foundation ha dado un anuncio que para muchos no será bien recibido, pero es que la próxima versión de esta suite ofimática libre cuyo lanzamiento está previsto para mediados de agosto, ya no contará con soporte para arquitecturas de 32 bits, por lo que a partir LibreOffice 6.3 se distribuirá exclusivamente para 64-bit.

Aunque The Document Foundation (TDF) nos da un par de opciones, por una lado las versiones previas de LibreOffice seguirán disponibles y bajo mantenimiento por un tiempo, así que se podrán seguir utilizando en sistemas de 32-bit, aunque sin contar con las correcciones y mejoras que incluyan las nuevas versiones.

Y la otra opción es que quien quiera continuar con el trabajo de desarrollo para dicha arquitectura podrá hacerlo pero por su cuenta y bajo su riesgo.

Deja un comentario