Siempre te comentamos cuales son los principales cambios que van saliendo en las nuevas versiones de kernel de linux, y es importante estar al día con estas actualizaciones por cuestiones de seguridad, funcionalidad y compatibilidad, pero a veces van quedando los kernel antiguos, y hay que mantener el sistema limpio, sobre todo si usamos CentOS en un servidor y no tiene muchos recursos, así que ahora te voy a mostrar como limpiar los viejos y además un tip para limitar automáticamente la cantidad de kernel de debe conservar el sistema.

Aclaro que estoy haciendo todo como root.

1- Listando kernels instalados

Lo primero que haremos es saber cuantos tenemos instalados, esto también lo vemos cuando inicia el equipo, pero con rpm lo podemos ver rápidamente.

rpm -q kernel

2- Limpiando kernels antiguos

Ahora procedemos a la limpieza, verán que es simple, quiero aclarar el parámetro count=2, que básicamente lo que hace es dejar los 2 últimos, por si algo sale mal podemos iniciar con el anterior.

package-cleanup --oldkernels --count=2

3- Limitando la cantidad de instalaciones

Ahora podemos limitar la cantidad de kernels que pueden quedar al actualizar nuestro sistema, editando el archivo yum.conf, lo voy a hacer con nano porque me gusta este editor.

nano /etc/yum.conf

Acá editamos la línea que dice:

installonly_limit=2

(si no existe la creamos, y como vemos siempre dejará 2)

Deja un comentario