Siempre hay que estar actualizado porque se instalan mejoras y parches de seguridad sobre todo, pero en equipos que tienen SSD de poca capacidad podemos ganar unos cuantos Gigas limpiando lo que Windows 10 deja después de actualizar.

Para ello vamos a ir a Inicio > Herramientas Administrativas > Liberador de espacio de disco.

Vamos a ver una ventana que nos pide una partición le damos a disco C:, después le damos clic a Limpiar archivos de sistema

Y en esta ventana nos aseguramos de tildar las opciones de Limpieza de actualizaciones de Windows y Archivos de registro de actualización de Windows. Le damos Aceptar para finalizar y esperar que se libere el tan preciado espacio. También podemos tildar que borre el resto de cosas como logs, archivos temporales y demás cosas que veamos.

Deja un comentario